Skip to main content

Media Centre

Récord de 50,8 millones de personas desplazadas dentro de sus propios países por conflictos, violencia y desastres

28 de abril de 2020, Ginebra - El número de personas desplazadas en todo el mundo ha alcanzado un máximo histórico, según un nuevo informe del Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC, por sus siglas en inglés), parte del Consejo Noruego para los Refugiados.  

El Informe mundial sobre desplazamiento interno (GRID, por sus siglas en inglés) estima que 45,7 millones de personas viven en condiciones de desplazamiento interno como consecuencia de conflictos y situaciones de violencia en 61 países, la mayoría en Siria, Colombia, la República Democrática del Congo, Yemen y Afganistán. Los desastres, por su parte, dejaron a 5,1 millones de personas viviendo en condición de desplazamiento interno en 95 países. Esa cifra incluye 1,2 millones de personas desplazadas tras años de sequía e inundaciones en Afganistán, más de 500 000 por las lluvias monzónicas en India y más de 33 000 personas en Haití, una década después del devastador terremoto del 2010. 

«Las personas desplazadas suelen ser individuos muy vulnerables que viven en campamentos abarrotados, refugios de emergencia y asentamientos informales con escaso o nulo acceso a la atención sanitaria», dijo la directora del IDMC, Alexandra Bilak. «La pandemia global de coronavirus los pondrá en una situación todavía más vulnerable. Agravará sus condiciones de vida de por sí precarias, limitando aún más el acceso a los servicios esenciales y a la ayuda humanitaria»  

Además de estas cifras récord, se registraron 33,4 millones de nuevos desplazamientos en 2019, la cifra anual más alta desde el año 2012. Unos 8,5 millones de desplazamientos se dieron en contexto de situaciones conflicto y de violencia en países como Siria, la República Democrática del Congo, Etiopía, Sudán del Sur y Burkina Faso. Alrededor de 24,9 millones de nuevos desplazamientos fueron provocados por desastres, incluidos 4,5 millones por el ciclón Fani en la India y Bangladesh, por los ciclones Idai y Kenneth en Mozambique y por el huracán Dorian en las Bahamas. Las fuertes y prolongadas lluvias dieron lugar a inundaciones extendidas por toda África, que provocaron dos millones de nuevos desplazamientos.  

«Año tras año, el conflicto y las situaciones de violencia desarraigan a millones de personas de sus hogares. Entre todos, estamos fallando enormemente en la protección de las personas más vulnerables del mundo. Los políticos, generales y diplomáticos deben salir de este punto muerto, poner alto al fuego y empezar a dialogar, dejando atrás las armas y la violencia. En la situación que nos encontramos debido al coronavirus, la continua violencia política no tiene ningún sentido», dijo Jan Egeland, Secretario General del Consejo Noruego para los Refugiados.  

Sin embargo, los datos obtenidos en el GRID de este año también abrigan cierta esperanza. Los esfuerzos para prevenir y responder a las situaciones de desplazamiento fueron notables en muchos países en el año 2019. En Asia, varios países han demostrado que el desplazamiento en forma de evacuaciones preventivas salva vidas, y que los sistemas eficaces de alerta temprana y otras medidas para reducir el riesgo de desastres evitan los peores impactos de los desastres.  

Se establecieron sistemas nacionales de recolección y análisis de datos sobre desplazamiento en Indonesia, Malí y Sri Lanka. En Etiopía y en Somalia se pusieron en marcha medidas de desarrollo para resolver el problema del desplazamiento interno. A nivel global, el Secretario General de las Naciones Unidas estableció el Grupo de Alto Nivel sobre Desplazamiento Interno, una muestra de compromiso político., Tres países africanos ratificaron la Convención de Kampala, un marco único de trabajo sobre el fenómeno, que es legalmente vinculante.   

"El GRID nos muestra que la única forma para resolver un problema es analizándolo y entendiéndolo. Pero también se necesitan recursos y compromiso político para que las personas desplazadas puedan hacer progresos reales en el restablecimiento de sus vidas", dijo Bilak. «La pandemia del Covid-19 hace innegable la necesidad y urgencia de nuestra labor. Esperamos que la información expuesta en este informe resulte útil en nuestros esfuerzos colectivos para poner fin a al desplazamiento interno»  

 

NOTAS A LOS EDITORES: 

Acerca del IDMC 
El Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC, por sus siglas en inglés) es la fuente mundial autorizada de datos y análisis sobre desplazamiento interno. Desde su creación en 1998 como parte del Consejo Noruego para los Refugiados, el IDMC ha ofrecido un servicio riguroso, independiente y fiable a la comunidad internacional. Nuestro trabajo informa la toma de decisiones políticas y operacionales que mejoran las vidas de los millones de personas que viven en condiciones de desplazamiento y de aquellas que están en riesgo de ser desplazadas en el futuro. 

Para entrevistas, por favor, póngase en contacto con: 
Frankie Parrish, especialista en comunicaciones 
Correo electrónico: frankie.parrish@idmc.ch    
Móvil: +41 78 630 16 78 

John Phillips, asesor de comunicaciones de la directora 
Correo electrónico: john.phillips@idmc.ch 
Móvil: +41 79 217 3376 

NRC  
Correo electrónico: info@nrc.no   
Línea directa con los medios de comunicación: +47 90 56 23 29 

Se pueden concertar entrevistas pregrabadas y en directo con la directora del IDMC, Alexandra Bilak, y el secretario general del NRC, Jan Egeland. 

Sigue al IDMC en los medios sociales: 
Facebook: www.facebook.com/InternalDisplacement    
Twitter: @IDMC_Geneva